Psicología Adultos

Terapia psicológica para Adultos, Familia y Pareja

La edad adulta es un periodo comprendido entre los 19 y 65 años en el que las personas completan su desarrollo. Es una etapa en la que los individuos alcanzan su plenitud física y se introducen en numerosos ambientes y contextos con los consiguientes procesos de toma de decisiones, reflexión y autonomía.

La psicología orientada a adultos tiene como objetivo intervenir y acompañar en aquellas situaciones de cambio o crisis, que ocurran a lo largo de esta etapa, y no se gestionen de manera satisfactoria individualmente ya sea por el uso de estrategias no eficaces o la ausencia de soluciones.

En todo este recorrido vital pueden aparecer situaciones difíciles de gestionar en la esfera emocional, laboral, familiar o social, en la toma de decisiones, hábitos saludables, etc. Es en estos casos es donde la psicología puede dotar de herramientas y recursos a la persona para ayudar a afrontar y gestionar la situación que se ha convertido en un problema y perjudica su calidad de vida.

Por otro lado, en todos estos años, puede ser que nos encontremos en un momento en que surjan ganas de conocernos mejor, queramos organizar nuestros objetivos o quizás  descubrir o desarrollar más nuestras habilidades y capacidades. En este sentido, la psicología puede ofrecer herramientas para mejorar el  auto conocimiento y auto gestión.

A veces, dar el primer paso de acudir a un psicólogo es difícil y nos da vergüenza  o miedo y demoramos en el tiempo el acudir. Desde Psicole sabemos lo complicado que puede ser, por eso, te invitamos a poner solución.

Terapia Individual

Proceso de trabajo individual que comienza con la evaluación, análisis y definición del problema, y sigue con el diseño de una intervención ajustada y personalizada para dar solución a la demanda y objetivos planteados al inicio de la terapia. Algunos de los casos que atendemos son:

Terapia Pareja / Familia

Proceso de trabajo individual y conjunto con los miembros de la familia/pareja en el que todos deben participar activamente a lo largo del proceso. La terapia comienza con la evaluación, análisis y definición del problema y sigue con el diseño de una intervención ajustada y personalizada para dar solución a las demandas y objetivos planteados al inicio de la terapia. Algunos casos que son motivo de terapia familiar o de pareja son:

NOTA

Importante

Los tratamientos psicológicos están validados como tratamientos eficaces para la resolución de los distintos problemas psicológicos. Existen multitud de técnicas y procedimientos que permiten el proceso de cambio y aceptación con un resultado favorable y satisfactorio.

SUBIR